This is default featured slide 1 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.

This is default featured slide 2 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.

This is default featured slide 3 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.

This is default featured slide 4 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.

This is default featured slide 5 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.

domingo, 6 de abril de 2014

Splinter Cell: Blacklist[Avances]

Sam Fisher hará todo lo necesario para terminar con los terroristas.


Splinter Cell: Blacklist
Ubisoft ha confirmado que el prometedor Splinter Cell: Blacklist de PC, Xbox 360 y PlayStation 3 se estrenará en el mercado el próximo 20 de agosto, algo más tarde de lo previsto inicialmente, ya que lo esperábamos para los meses de primavera.

En esta nueva aventura de acción, Sam Fisher tendrá plenos poderes para actuar como crea conveniente con el único fin de frenar una nueva amenaza.


Argumento:
Splinter Cell: Blacklist[Avances]

Con todo el cacao de Conviction resuelto, Ubi continúa la serie con un paso que a todas luces resulta consecuente. Sam Fisher vuelve a ser un operativo de Third Echelon, con una misión asignada que, a priori, no parece distar en demasía de sus anteriores objetivos. Pero lejos de toparnos de bruces ante el tópico paralelismo, sus desarrolladores sabrán adornar la siempre magnífica puesta en escena marca de la casa apoyándose en un guión tremendo sobre el que se sustentará toda la arquitectura jugable. En este sentido, visto lo visto hay que dar por supuesto que, en términos de cinemáticas y demás, Splinter Cell Blacklist se aleja diametralmente de los excesos peliculeros que podemos contemplar en la obra de Hideo Kojima y, si me apuras con un caso más reciente, en Max Payne 3, usándose para la ocasión pocos elementos no interactivos a la hora de desarrollar la trama del juego. Y como decía, el argumento de este nuevo Splinter Cell promete ser de lo más absorbente: un grupo de naciones disidentes no están disposición de seguir tolerando la presencia militar de Estados Unidos dentro de sus fronteras, y con la idea de liberarse de dicha ocupación, ponen en marcha un plan terrorista con un ultimátum llamado "Blacklist", una dramática cuenta atrás de ataques terroristas en escala sobre intereses americanos.
tom
Ya en Conviction pudimos ver a un Sam Fisher especialmente embrutecido, y en Blacklist no será menos. Antes, el motivo era la venganza en su estado más puro, pero ahora la situación deja entrever un magnicidio en el horizonte en el que no cabe otra que ser terriblemente expeditivos. En la demostración que pusieron a nuestro alcance los productores del juego se contemplaba a un agente que no conoce la piedad, donde pocos efectivos enemigos quedaban con vida a su paso. En absoluto estamos hablando de un shooter genérico, sino de un juego de acción y sigilo en el que manejamos a una auténtica máquina de matar. Fisher parece haber alcanzado el cénit en lo que a su condición física se refiere, y se muestra tremendamente ágil, rodando, saltando, trepando como si de un Assassin's Creed se tratara… todo sin darle al enemigo ni un solo segundo de reacción antes de que se pongan el pijama de pino. Y todo ello con la misma elegancia de acciones que ya pudimos ver en Conviction, elevando a la enésima potencia todo lo concerniente al ritmo de juego. Aparte, imaginaos el uso que pretenden los creadores del juego de darle a algo como Kinect: con nuestra voz, podremos pillar desprevenidos a los terroristas, llamar su atención y acabar con ellos de manera desprevenida… ¿mola o no?
ps3
Cabe citar la vuelta del multijugador (el famoso "espías contra mercenarios") al universo Splinter Cell, tras la notable ausencia del mismo en la última entrega. No obstante, la campaña Splinter Cell Blacklist promete a partes iguales espectacularidad, emoción y diversión sin par. Espectacularidad porque ya sabemos cómo se las gasta Ubisoft con sus productos más mimados… Conviction ya fue toda una muestra de amor de la compañía gala de cara a trabajar con el Unreal Engine, hasta el punto de que el motor gráfico parecía lucir mejor que nunca; en Blacklist, la puesta en escena, con unos escenarios cargadísimos de detalles, promete una ambientación sin igual. La emoción también está garantizada con solo pensar en la trayectoria de las aventuras de Fisher, máxime cuando Conviction era una auténtica montaña rusa de principio a fin, lejos de los aburridos guiones de los primeros Splinter Cell. Y diversión sin par fácilmente refutable tras la, otra vez, experiencia de Conviction… hemos contemplado que, en el peor de los casos, casi todo sigue igual en Blacklist, y eso es una muy, muy buena noticia. En MundoGamers estamos absolutamente convencidos de que la vuelta a las filas de Third Echelon será un ejercicio de lo más apasionante para todo jugón que se precie.


Imagenes:

clancy

splinter cell

sam

fisher

Videos:

Trailer oficial de la e3 2012


link: http://www.youtube.com/watch?v=EDhuMi-oJ9c

Gameplay demo presentado en la e3


link: http://www.youtube.com/watch?v=YuhfD48VRGE





Bueno albuenchapin bananerobananeros eso fue todo espero que les haya gustado mi post,seguire subiendo videos avances de los proximos lanzamientos en juegos del 2013.Nos vemos

Splinter Cell: Blacklist

Splinter Cell: Blacklist

Primero y principal pongan la musica del post






Hemos visitado el estudio de Ubisoft en Toronto para poder traeros muchas novedades, en especial de los esperados modos multijugador del título. Durante la visita hemos podido saber que el estudio está volcado al 100% con el desarrollo de Splinter Cell: Blacklist, por lo que podemos decir que Jade Raymond y su estudio quieren sacar lo mejor de sí mismos para seguir manteniendo bien alto el nombre de Sam Fisher.

Blacklist es la sexta entrega de una de las franquicias más respetadas que existen en la actualidad: Splinter Cell. Juego tras juego, Ubisoft ha logrado mantener el listón bien alto respetando la esencia de la serie, al mismo tiempo que la renovaba y probaba con nuevas propuestas de juego, tanto en solitario como en compañía. Justamente eso es lo que venimos a contar. En esta visita a Toronto nos hemos empapado de los modos multijugador, y ya os advertimos que la cosa promete.

Blacklist está formado por un tronco del que salen una cabeza y dos extremidades. La testa está compuesta por la campaña principal que desarrolla la historia, y las dos extremidades corresponden a los dos modos para varios jugadores. Uno de ellos es el modo cooperativo, que sigue la estela de la campaña con unas particularidades que creemos que os gustarán. El otro modo es el añorado Spies vs Mercs, que renace después de su desaparición en Conviction.





Sigilo en Compañía
Ese tronco del que os hablamos se refiere al SMI, el Interfaz Estratégico de Misiones, con el que controlamos todas las operaciones de 4th Echelon, la organización de la que Sam está a cargo, a bordo del Paladín, la nave en que está ubicada. No es solo un interfaz espectacular que hace las veces de menú del juego; es también un mapa centralizado de todas las misiones del juego, incluyendo individuales y multijugador, amén de un sistema que centraliza todas las bonificaciones y, básicamente, el dinero que obtenemos de todos los modos de juego. Es decir, que la experiencia de juego en Blacklist se muestra sólida y muy unificada.

Pero volvamos a los modos multi y hablemos, para empezar, del potente Spies vs Mercs. Muchos ya estarán soñando y rememorando las horas que emplearon disfrutando de esta joya en Pandora Tomorrow, Chaos Theory o Double Agent. Desgraciadamente para todos ellos, Conviction acató un estilo de juego que, según sus desarrolladores, no era compatible con el concepto de Spies vs Mercs, y no se atrevieron a llevarlo a cabo (ni a través de DLC, como el tiempo ha demostrado). Por suerte, Ubisoft Toronto ha puesto toda la carne en el asador y, aprovechando que la franquicia ha vuelto la vista atrás hacia el Splinter Cell más "tecnosigiloso", se ha venido arriba con este modo.

Spies vs Mercs mantiene la esencia de sus antecesores. Se trata de un modo contra operativo por equipos en el que los espías deben hackear varias centralitas ubicadas a lo largo y ancho de un escenario. Las partidas se juegan primero en un bando y luego en otro, y el ganador es el que más centralitas haya hackeado. El asunto es que cada pirateo no es instantáneo, y para mantener el proceso en activo, el espía que lo ha iniciado debe mantenerse con vida. ¿De qué? De los mercenarios. Estos individuos son los encargados de proteger las centralitas informáticas.

splinter
Splinter Cell: Blacklist tra consigo el regreso del modo multijugador Espías vs Mercenarios, aunque ampliamente mejorado.

Como muchos sabréis, los dos equipos se diferencian ampliamente, tanto por sus capacidades como por la forma en que se juegan. Por un lado están los espías, que contienen la esencia de Splinter Cell en cuanto a agilidad, aprovechamiento de los gadgets y sigilo, sobre todo, sigilo. Por otro lado, tenemos a los potentes mercenarios, que son soldados fuertemente armados y que cuentan con armaduras sólidas que les protegen de los ataques de los espías con mucha eficacia. Ah, y para los que no lo sepan, se controlan en primera persona.

Hay una clara diferencia de ritmos en sus mecánicas de juego y movimiento. En el caso de los espías, el jugador siempre deberá optar por aprovechar la verticalidad de los escenarios, las tuberías, los salientes y las alturas, así como la oscuridad. Por parte de los mercenarios, la mejor opción es permanecer lejos de las paredes y vigilar constantemente la espalda, dado que los espías se aprovechan de las alturas y los espacios cortos para realizar sus ataques mortales. Si hay algo de que se benefician en especial los espías con este Blacklist es la facilidad con que uno puede moverse por el escenario y acceder a las zonas más recónditas del escenario gracias al control tan intuitivo del juego.

Este modo, a su vez, se divide en dos: Classic y Blacklist. Classic es el "spies" más puro y minimalista. Consiste en un versus dos contra dos, dos espías y dos mercenarios, en el que los escenarios se definen por una máxima, la oscuridad, que tan importante es en Blacklist. En este modo los espías tienen que aprovechar las sombras y todos sus gadgets para poder cumplir con la misión, puesto que sus armas no son letales. Los mercenarios, por su parte cuentan con potentes linternas para ubicar a los escurridizos espías fácilmente y con su armamento y sus armaduras.

cell
Si como espías deberemos aprovechar la verticalidad de los escenarios y la oscuridad, como mercenarios es mejor permanecer lejos de las paredes y vigilar constantemente la espalda.

Espías contra Mercenarios
La unión entre la esencia del modo y los nuevos aires de la franquicia responde al nombre de Spies vs Mercs Blacklist. En esta ocasión el versus se realiza entre equipos de cuatro personas. Las principales divergencias con el clásico son que tanto los espías como los mercs tienen acceso a gadgets y mejoras, y que el componente de oscuridad no existe, dado que los espías cuentan con armas letales y no deberían temer tanto de los encuentros directos, luz mediante. Este modo es mucho más movido que el anterior, no solo por haber más jugadores, sino por la proliferación de gadgets en los dos equipos. Tanto los espías como los mercenarios pueden acceder a mejoras y personalizaciones, según su estilo de juego. Aparte, hay tres personalizaciones predefinidas en cada facción.

Los espías cuentan con el Intel scout, que tiene una habilidad que marca a los enemigos en el mapa y los hace visibles a través de las paredes; el Saboteur, que tiene la capacidad de inhabilitar el equipamiento electrónico del enemigo; y, por último, el Predator, que posee un traje que le permite ser invisible. Los mercenarios, por su parte, tienen en sus filas al Hunter, un soldado que puede manejar un dron teledirigido que contiene una carga explosiva; el Peacemaker, un soldado que cuenta con armamento pesado y una habilidad que le proporciona mayor vitalidad y velocidad; y el Disruptor, el terror de los espías. Se trata de un soldado que tiene la capacidad de desactivar los gadgets enemigos, con lo que los espías solo pueden contar con su habilidad escondiéndose del fuego mercenario.

Cada uno de los equipamientos predefinidos tiene un armamento acorde al estilo de juego, pero, como os decíamos, igualmente se puede personalizar el equipamiento según nuestros intereses, y todo ello se puede pagar con el dinero de las arcas de 4th Echelon. Para ello, lo mejor es avanzar en la historia y el modo cooperativo.

avance
El modo cooperativo para dos jugadores incluye un total de 14 misiones separadas de la campaña principal y con su hilo argumental propio.

Este modo cooperativo se aleja de la historia principal, pero se acopla perfectamente con 14 misiones exclusivas que sirven de aderezo a la campaña principal del juego. Se exprime al máximo el componente grupal de la organización 4th Echelon, contando algunas de las misiones que realiza el equipo a lo largo y ancho del globo, a través de los ojos de Sam y cuatro de los tripulantes de Paladin. Estos escenarios están ideados para ser jugados entre dos jugadores, pero igualmente estarán disponibles para su uso y disfrute en solitario, por lo que este cooperativo no hace más que dilatar la duración final del juego.

El juego en cooperativo es una experiencia brillante que congrega las mecánicas del juego individual, y añade otras que se adaptan a dos jugadores, como, por ejemplo, los saltos dobles o los marcados dobles. Aparte, se pueden reunir dos de los tres estilos de juego que permite Blacklist: fantasma, pantera y asalto. Como ya sabéis, el juego está ideado para premiar tanto los acercamientos sigilosos como los más agresivos, con lo que en el modo cooperativo podemos variar los estilos de juego o, incluso, compaginarlos para obtener resultados muy variados y retarnos constantemente.

En definitiva podemos decir que Splinter Cell: Blacklist se está confirmando como uno de los títulos más completos que están por llegar. Más allá de lo que se pueda dar por sentado como franquicia o estudio, es importante valorar la capacidad que tiene Ubisoft para subir el listón de lo que significa desarrollar con mimo y dedicación cada una de sus obras. Este multijugador es muestra de ello, y ejemplifica también el respeto a los fans y a la innovación. Sam Fisher vuelve, y Spies vs Mercs también… nos espera un buen 2013.

juego



blacklist